lunes, 15 de diciembre de 2008

The Dark Angel (de Nicky)

Y ahora os paso una historia de Nicky. Parece ser que la gente se ha puesto las pilas y me estñán agasajando con historias casi a diario. Gracias peña, sois de lo mejor. Espero que os guste la historia de Nicky, a mí me gusto mucho. Gracias, patita ^^


Como un ángel caído yacía en el bosque oculta entre espesos arbustos, poseía dos oscuros pares de alas rotas y permanecía acurrucada abrazada a si misma, así habían pasado meses, sola, en aquéllos lúgubres parajes pero ya nada le importaba, aún a sabiendas que en la noche moraban depredadores en busca de su presa todo lo que una vez le hubo importado dejó de tener sentido, el amor la cegó y como castigo destrozaron su frágil corazón, con un cuchillo lo rasgó manando sangre de éste hasta que se secó, al igual que sus lagrimas, regueros negros que caían por sus mejillas como torrentes, Mary Anne se dejó morir a solas en el bosque, desnuda, solo cubierta por sus alas que eran como algodón pero no sentía frió, no sentía nada…..

Abandonó su hogar, a sus amigos, lo dejó todo por seguir a aquél ser que le prometió amor eterno pero fue demasiado tarde cuando se dio cuenta que ese hombre era un monstruo que se aprovechaba de almas inocentes para destruirlas de la peor manera, y fue así como Mary Anne vagó por las calles, sin alma, sin dinero, sin nadie, porque lo había perdido todo por apostar todo lo que poseía a una sola carta y el destino ganó la partida aunque esto no era más que una lección que la joven debía aprender y ahora sabia lo que era importante de verdad pero era tarde, ya no podía volver después de todo lo que había pasado, ya no….

Sentía la lluvia mojar su vulnerable cuerpo, el frío la golpeaba como cuchillos pero la muerte no acudía en su busca, la nieve llegó a cubrirla por completo y algunos animales salvajes estuvieron a punto de devorarla pero por algún extraño motivo Mary Ann no perecía, porque aunque no era consciente de ello, su espíritu albergaba una gran esperanza, en el fondo no deseaba morir, anhelaba la felicidad que la vida le negaba una y otra vez, ¿por qué los dioses le negaban aquello para lo que había nacido?, ¿por qué el amor le era negado tantas veces? ¿Qué había hecho ella que tantas veces dio todo lo mejor de si misma aun sin recibir nada a cambio, para merecer aquél castigo?

Un día, se encontró con una pantera muy hermosa que pretendía matarla para usarla como alimento, Mary no se resistió, al fin había llegado la hora en la que dejaría de sufrir, el animal se sorprendió ante la sumisión del humano que no hizo nada por salvarse, al contrario se tumbó en el suelo con las alas extendidas y solo dijo: Solo te pido una cosa, termina cuanto antes con esta miserable existencia, te lo ruego.

-¿Pero por qué?, ¿no quieres escapar? sabes que voy a matarte y sin embargo no haces nada por impedirlo, no lo comprendo, pensaba que los humanos erais inteligentes y fuertes…

-Pues ya ves, Pantera, yo no soy fuerte ni tan siquiera soy lista, por eso la vida me ha tratado tan mal, porque no he sabido enfrentarme a ella y ahora solo espero que se cobre su victoria. No tengo nada, no tengo familia ni amigos, ni siquiera tengo eso que hace que merezca la pena vivir, el amor de verdad, ese que hace que todo tenga sentido.

-Si de verdad piensas así entonces mereces morir porque eres una criatura débil y cobarde-bramó la pantera exasperada ante tanta negatividad- Debes saber que toda mala racha termina y comienza otra, que aunque no hayas hallado el verdadero amor no debes rendirte por que aparecerá cuando menos lo esperes y recuperarás aquello que perdiste.

-Perdóname, siento contradecirte pero no lo creo, pasado mucho tiempo ya... y no aparece esa alma gemela que todos tenemos en algún lugar del mundo, la mía no existe, debieron olvidarse de mi cuando las fabricaron, termina lo que venias a hacer, te lo ruego.

La pantera rugió y se dio la vuelta, no fue capaz de terminar con su vida pues ella si estaba convencida de que aparecería otro ángel que otorgaría un poco de luz a la oscuridad que la cubría y derretiría el hielo que como una capa de escarcha encerraba su corazón.

-¡¡Pantera!!! ¿Dónde vas? ¿Por qué no me matas? –gritó la joven que se había incorporado sorprendida.

-He decidido que si el destino te ha mantenido con vida hasta entonces no seré yo quien te la arrebate, todos, hasta la más pequeña de las criaturas tenemos nuestro lugar en el mundo y tú también, aunque ahora no lo sepas. ¡¡ Algún día me lo agradecerás!!!

Desapareció corriendo entre los árboles y la perdió de vista, una leve esperanza se instaló en su alma y abrigó sus sentimientos que había olvidado que poseía, pasado dos meses la profecía de la pantera se cumplió con la aparición de un joven inmortal, su rostro era pálido, tan blanco como la luna que le daba una apariencia casi fantasmal, poseía un cabello largo y suave y unos ojos verdes y tristes a la par que emanaban ternura, contradictorio en una criatura de la noche, sus ropajes eran oscuros pero Mary no tenia miedo….

Aquél joven se acercó a la orilla del lago donde bebía agua, arrodillada y con las manos formando un cuenco, dejó de beber y se levantó atraída por su calida presencia y por algún motivo que desconocía supo que era él, su alma gemela. A su lado sentía una paz que hacia tiempo que no encontraba.

-Hola, me llamo Jazco ¿y tú? –dijo aquél otro ángel oscuro, como ella que también vagaba solo por el bosque condenado a vagar solo eternamente. Cuando rozó la mano de aquella joven sucedió algo extraño y maravilloso a la vez, pero cuando la abrazó rodeándola con sus brazos , dada la luz que emanaba transformó aquellas alas negras en blancas y cambió toda su vida en un solo momento.

-Yo…me llamo Mary Ann…

-Pues a partir de ahora te llamaré White Ángel porque serás mi ángel blanco, el que ilumine mis pensamientos y mi vida. –sonrió con tanta dulzura que derritió su corazón y despojándose de su chaqueta negra la depositó suavemente abrigando la desnudez del ángel, ahora de alas blancas que relucían ante el calor de sus sentimientos. Y supo que ya nunca estaría sola…

1 comentario:

Selene dijo...

Muchas gracias por la historia, monina. Estoy deseando leer más de este estilo. Un besote enorme de tu amiga: Sele

PD: Que mosma la historia *O*